El Botox, mejor conocido como toxina botulínica, es una droga utilizada en pequeñas dosis para tratar problemas de salud y como tratamiento estético ante diversas afecciones. 

El Dr. Carlos Barrero, médico estético certificado por Allergan®, aplica Botox® en diferentes partes del cuerpo para:

  • Eliminación temporal de las arrugas faciales

  • Sudoración severa de manos, axilas y pies

  • Tratamiento de la migraña crónica

  • Contracciones y/o espasmos musculares severos

Las inyecciones de toxina botulínica funcionan debilitando y paralizando los músculos y/o bloqueando algunos nervios, lo que según la situación, puede aprovecharse para lograr el efecto deseado, como el evitar que las arrugas se formen en el rostro por la acción repetida de los músculos faciales.

El Botox® es considerado hoy como uno de los mejores tratamientos para desaparecer los rasgos del envejecimiento, algunas de sus ventajas son:

  • Evita la cirugía

  • Es aplicable en cualquier época del año

  • No produce dolor

  • Sus efectos son inmediatos y se prolongan por cinco o seis meses

¿Dónde y cómo se aplica?

La toxina botulínica puede inyectarse en todo el cuerpo, más comúnmente, en el tercio superior del rostro, es decir, frente, entrecejo y parte superior de la ceja. También se usa para las "patas de gallo" e incluso para las arrugas de la boca y del cuello.​

Si padeces alguna de las afecciones enlistadas anteriormente, agenda una cita de valoración para diseñar un tratamiento de acuerdo a tus necesidades.

Envía un mensaje
al Dr. Carlos Barrero
arrow&v
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram

Dr. Carlos Barrero® 2020. Todos los derechos reservados.